Carta a mi Madre

Madre, me he preguntado varias veces que pasará el día en que ya no pueda verte, darte un abrazo o un beso, no encuentro la respuesta y sé que no me gustaría saberla. Cada día que pasa pienso en el tiempo que estoy perdiendo en desaprovechar los momentos que pudiera pasar contigo y quizás me enfoqué tanto en tantas cosas que tal vez no me doy cuenta que los años y el tiempo están pasando tan rápido.

Madre, quizás nunca expresé un sentimiento o una emoción o simplemente no sé cómo hacerlo, y aun así tú sigues mostrándome cada día la grandeza de tu corazón en cada palabra o abrazo que me das, pero por más que he buscado en las palabras o en los sentimientos no encuentro algo que asimile ese amor que tienes para mí en tu corazón.

Los años que Dios me ha dado de vida y el tiempo que me ha permitido vivirlos contigo son inigualables y maravillosos pero sin embargo no sé si en algún momento pueda caminarlos sin ti o si en algún momento tú puedas dejarme caminar en la vida sin ti, a lo largo de mi vida he buscado el sentido y el valor de aquello que pueda pagar todo lo que haces por mí cada día de mi existir y aun así buscándolo me di cuenta que no existe nada que se compare con el amor de tu corazón.

Puede que la distancia que existe entre nuestras almas separe mi vida de la tuya, pero eso no deja que te diga o me impida decirte una vez más que Te Amo y aunque los años parezcan más cortos y más largos a la vez sé que el momento es ahora y aunque no puedo hacer nada para detener el tiempo que consume nuestras vidas, si te puedo seguir escribiendo estas palabras que salen de mi corazón, palabras que quizás no tengan el mismo significado de tu amor por mí, pero sin duda es la manera correcta que encontré para decirte cuanto te quiero.

Nunca podré hacer o decir algo que vaya en contra de la voluntad de Dios pero si puedo decirle GRACIAS, porque a pesar de que me alejo más de ti o me acerque más a mi destino, sé que los mejores años de mi vida los he vivido a tu lado y para mi es la bendición más grande que he tenido porque aun sin merecerlo sigues estando ahí conmigo amándome hasta el final de tu vida.

Madre, no le pediré a Dios que te quedes conmigo para siempre porque sería algo imposible, pero sí le puedo decir que te siga bendiciendo cada día, cada año, por todo el tiempo que podamos estar juntos y por la vida que estemos por disfrutar entre las lágrimas y las risas de nuestro corazón... UFO

Te Amo Madre, gracias por estar siempre junto a mí...

Concurso día de las Madres


Colaboración de Uriel Francisco Osorio

México
Ningún comentario