Debo continuar...

Cuanto hubiera dado por escuchar un "te quiero" y después de ello, poder besar tus labios... Un imposible al final, lo sé.

Y por ello, debo desistir. No se podrá decir que no lo intenté...

Gracias por no matar mis ilusiones de golpe, y darme tiempo para que yo tomase la decisión de retirarme.

Es triste, pues siempre doy todo hasta el final, creo en lograr las metas con perseverancia, pero aprendí, que al menos en las relaciones humanas, esto puede no ser suficiente.

Así como prometí que no volveria a decirte "te amo", ahora te prometo no volver a decirte que "te quiero", puesto que, si aún te queda duda ¿Qué más da que continúe?

Estoy enamorado de ti, eso no ha cambiado, sin embargo, aplicaré una de tus enseñanzas y sellaré este sentimiento.

Muchas gracias por cruzarte en mi camino, lo llenaste de una luz que no creí posible. En verdad, deseo que encuentres la felicidad, algún día. Me alegraré enormemente cuando eso ocurra.

Pensamientos de despedida para alguien quién nunca supo cómo responder...


Colaboración de Lattice

México
Ningún comentario