Eclipse total

Detrás del Sol va la Luna.
Él reluciente, ella sensual.
Coqueta siempre, lo busca,
pero la Tierra, madre celosa,
se le interpone,
le prohíbe verlo,
y la Luna, triste,
con la imagen eclipsada,
llora, apasionada.

Pero el amor total no espera.
No importa que la Tierra lo impida.
marcha la Luna tras el Sol.
Él galante, ella decidida.
No importarán todas las fuerzas de la Tierra,
y así, en pos del Sol,
avanza la Luna, la Luna avanza.

Tierra y Luna se enfrentan,
pero la Luna se lanza decidida,
y al Sol se entrega plena, total,
sin que nadie se lo impida,
ni la celosa Tierra, eclipsada,
que ve como el brillante Sol,
en noche cerrada se transforma,
mostrando tras su tenue aureola iluminada,
el cuerpo desnudo de la Luna,
victoriosa, hermosa,
enamorada.

Frank Calle (13/abril/2019)

Siempre me ha llamado la atención esa regularidad estelar, donde el Sol y la Luna forman un par indivisible. Pero el mayor de los misterios se materializa cuando entre ambos, interviene la presencia de la Tierra, que ata su Luna y lucha contra el Sol para que no se la pueda quitar jamás. Es ahí donde la imagen se transforma en poesía, y nacen poemas como el presente.


Colaboración de Frank calle

Cuba
Escríbele
Ningún comentario