El cielo se enciende

Acabo de despedirme
De mis amables demonios
A las seis y quince,
Les regalé todo
De mi ayer triste
Para que sonrieran
Desde sus nuevos infiernos.

La paz luego consigue
Integrarse a mi sombra
Para hoy hacerme libre
Escapar de memorias
Donde nada existe
De mi propia vida:
No ser ni un recuerdo
Para nadie.

*
El tiempo transforma, la ciudad vive,
El cielo se enciende, hoy es la historia,
El dolor me enseña a pensar diferente.
Hoy sonreír importa, el tiempo añora,
Los versos se enternecen, la soledad abraza,
Me envejezco con la terquedad de mi alma
Cuando rompo cartas con olor
A perfume barato de rosas.
*

No me voy a engañar
Con deseos caducados
Con miradas al pasar
Hoy no valen tanto,
Hoy puedo continuar
Perdonando por mi bien
Sembrando melancolías
Y que broten flores.

Ya poco por olvidar,
El aire se hace dueño
De las cenizas por apagar
De lo que arde en el fuego:
Lo que no pudo pasar
Promesas maravillosas;
Y mi amor hoy respira
Para luego morir.

*
El tiempo transforma, la ciudad vive,
El cielo se enciende, hoy es la historia,
El dolor me enseña a pensar diferente.
Hoy sonreír importa, el tiempo añora,
Los versos se enternecen, la soledad abraza,
Me envejezco con la terquedad de mi alma
Cuando rompo cartas con olor
A perfume barato de rosas.

.


Colaboración de Willingthon

Colombia
Escríbele
Ningún comentario