La imagen sin rostro del espejo

Solo en su cabaña y en la alta noche
Acompañado por la soledad y sus penas
Con sus escritos y sus tristes poemas
El poeta con la copa de la vida en su mano
llena de silencio se embriagó con la madrugada
Lucha contra el sueño su vista muy cansada
Sabe que lo vencerá y ya convencido
Mira al fogón que en cenizas se ha convertido
Al él también el silencio y las horas lo han vencido.
Desde un roto espejo donde anidan las arañas
colgado en la pared, alguien lo está mirando
Parece tan real o estaré soñando
O quizás el cansancio me engaña
Al mirarlo bien ve que no tiene rostro ese ser
Lo mira desconfiado se acerca y no lo puede creer
Desde el espejo le extiende la mano
A su lado están todos los recuerdos del ayer
su infancia, todo lo que ha pasado
lo que ha vivido allí todo se puede ver
y unas páginas en blanco del libro de su vida
que no se han escrito, en el futuro han de ser.
Giran los recuerdos a su alrededor
Como páginas de la memoria
Desfilan ante él, toda su vida su historia
Los recuerdos más sagrados
Aquellos días ya casi olvidados.


Cuando miro su rostro sin ojos
Siento la sensación que igual me está mirando
Mi corazón presiente que lo está juzgando
En los aciertos y los errores de tiempos pasados
No tiene voz pero es tan firme su demostración
Que parece hablar sin palabra alguna
Su silencio es implacable, es tan clara su expresión
Que lo siente mi alma y hace eco en mi corazón.
En su mano tiene unas hojas de papel
Me las entrega y siento un escalofrío en la piel
Escrito en la hoja esta su nombre:
Soy el Guardián de tu Memoria
No soy mujer ni hombre
Soy quien escribe tu vida, tu historia
Todos los frutos que da el árbol de tu vida
Tus penas, tristezas y alegrías
Tus pensamientos tus verdades y fantasías,
Tu risa y lágrimas, tus silencios y tu porfía
Y el grito de tu dolor que desgarra tu vida,
Tus aciertos tus miedos y tus errores
Tus verdades, tu coraje y tus temores
Yo soy el que escribe tu historia
Soy la voz muda de tu memoria
Soy los ojos que NO ven pero te miran
Hasta el último rincón de tu alma
Soy la voz de tu conciencia, sin clemencia y sin piedad,
La que escribe tu vida y tu verdad.

Una negra, vieja y desteñida capa lo cubre
Sus manos suaves y descalzos sus pies
En su espalda lleva viejos soles y eternas lunas
El viento y el sonido fresco del mar
y el calor de las ardientes dunas,
las preguntas que no hice y las respuestas
que me faltaron contestar
los días que recuerdas
y los que NO quieres recordar
Atada a su cintura lleva una cuerda
Con una pequeña bolsa fina y delgada
Es tan liviana que no pesa nada
Son tus pocas y pequeñas alegrías,
Su capa al frente esta mojada
Son las lágrimas por ti derramadas,
Y en un bolsillo interior bien guardado
Lleva tu tesoro más preciado
El sueño de tu imposible amor tan querido
Muy bien escondido y celosamente protegido.
Lo miro alejarse y en silencio se marcha
Estoy paralizado, totalmente consternado
Sin saber que pensar, que ha sucedido
Si lo soñé, si fue irreal o realmente le he vivido,
A donde me llevó el ser del espejo
A que mundo me ha transportado
O simplemente al interior de mi memoria
En un viaje imaginario me ha llevado.

Una voz retumba en mi memoria
“Recuerda soy el Guardián de tu vida
De tu historia que habita
En un rincón de tu memoria”
Yo seré quien presente ante el supremo
En el juicio final allá en el cielo
Los frutos del árbol que dio tu vida
Yo defenderé tus acciones
Y pediré el perdón por tus errores
Yo justificaré tus faltas y hablaré por ti
A El que siempre perdona le hablaré así:
Que no ha sido fácil el camino
Que te ha tocado un difícil destino
Cargado de piedras, espinas y dolor
Desprecio y vilmente te han maltratado
Pero aun así, jamás los has juzgado
A nadie de los que sin conocerte
te condenaron y muy mal te juzgaron
y sin piedad te maltrataron,
Aun así… Nunca los juzgaste,
NO pusiste piedras en su camino
cargas con tu cruz y aceptas tu destino
que han sido pequeñas y contadas
tus humildes ilusiones tan soñadas
las que aun están dentro de tu pecho guardas,
y aquel sueño tan bello y tan profundo
que NO puede florecer aquí... pero quizás SI en otro Mundo.

Quizás fue un sueño o tal vez fue realidad
Un espejismo, una utopía o una fantasía
Un pensamiento que cobró vida y se hizo verdad
O tan solo fue mi imaginación
Que en esta noche tan triste de soledad
la imagen de una quimera abrigó mi corazón
quizás nunca sepa la razón
pero si… sé quien soy...
El mendigo, poeta y soñador
El que vive, piensa y sueña por aquel amor
Que solo camina entre la gente
En silencio por el mundanal ruido
Epitafio de una sombra
que muere en el hastío
de la indiferente realidad en que vivimos
Antiguo purgatorio de este Mundo
Donde se pagan viejos pecados
Para fundirse en la hoguera de las vanidades
Aquellas almas pecadoras de tiempos pasados.

La figura sin rostro en el espejo, es el rostro de nuestra memoria y la voz de nuestra conciencia quien con solo mirarnos sin ojos, sentimos que nos juzgan por nuestros hechos y nuestras acciones.


Colaboración de Mario Anonimo

Uruguay
Ningún comentario