La vida, pasa y no nos damos cuenta...

¿Realmente tiene sentido ir por la vida sin rumbo?, quizás es peor que la muerte misma, o quizás no, me atrevo a compararlo con un algún espíritu que se ha quedado aquí en la tierra, tuvo fecha de llegada pero no ida, esta comparación la estaba pensando mientras manejaba sin un rumbo especifico, salí de casa, lo único que quería era alejarme de los problemas, un momento de tranquilidad bastaba, me di cuenta que no existe tal tranquilidad mientras los problemas existan, ¿pero hay acaso un momento donde estos mismo se acaben?, aun no tengo esa respuesta, pero después de reflexionar un tiempo pensé ¿soy quien quiero ser?, ¿estoy con la persona que me hace feliz?, ¿hago lo correcto todos los días?, respondí a todas las preguntas anteriores con un “sí”, pero era un “si” vacío, sin fundamentos, en algún momento pensé, que débiles las personas que se llegan a sentir solas y que terminan haciendo una idiotez…

Me doy cuenta que tiene que ver con el circulo que te rodea, muchas veces en lugar de darte ánimos, ellos mismos te pisan, no reconocen nada de lo bueno que haces por ellos, todo lo contrario, y eso es lo más triste, porque uno da todo de sí para poderlos tener bien, pero, ¿qué sucede cuando ellos ya no son felices con uno?, o al menos eso dan a sentir, la respuesta es sencilla, se genera un vacío emocional, donde no sabes con quien refugiarte, dado que todas aquellas personas que apreciabas las alejaste por darle tu tiempo a quien tú creías lo debía tener todo.

El corazón duele, las lágrimas salen, no sabes si decirle a esa persona lo que realmente sientes en el corazón o simplemente callarlo, dejarlo fluir, y seguir donde mismo, un círculo donde nunca se acaba…

Duele aún más que ya no eres su prioridad, pero duele más aún que solo seas usado, duele que ya no existe ni unas gracias, ni un de nada; pero no es tiempo perdido, todo es un aprendizaje. Algunas veces duele, otras te hace feliz, mi corazón en este momento está lleno de sentimientos encontrados, esta en un limbo donde realmente no sabe si está bien o no está.

Está un punto donde temporalmente se vuelve todo vulnerable, todo está mal, pero no es la primera vez que estamos en este punto, ya hemos pasado por aquí y realmente todo es mera percepción de la vida, las cosas pasan por algo. No soy una persona que exprese mucho, pero hoy creí necesario escribir este texto, sacar todos los sentimiento que viven dentro de mí, sacar mi malestar, estar bien conmigo mismo. Me pongo a pensar, muchas personas que no tienen nada quisieran tener un techo, comida y agua, por fortuna a pesar de los problemas de mis padres cuando niño, me enseñaron que la vida es bella, que no toda la carga debe caer sobre mí, que si un día estoy triste que me recargue en alguno de ellos. He tenido sueños terribles donde mi madre o mi padre mueren, despierto y los busco. Dije muchas veces que no los quería, pero la verdad es que los amo, bien o mal son mi sangre, si hoy pudiera cambiar todo el daño que les he hecho lo haría sin pensarlo, recuperar el tiempo que he perdido.

Sé que eso nunca pasará, ahora soy mayor de edad y me toca a mí enfrentar todas las consecuencias de mis actos, perdonarme a mí mismo, no creo en la iglesia como tal, pero creo en un Dios. Quizás aún no lo he encontrado, pero espero un día hacerlo, encontrar un refugio, un refugio seguro para toda la vida, mi tiempo se acaba, soy joven, pero considero que viviré poco, no me preguntes porque, pero moriré a temprana edad, esperemos no, pero eso siente mi corazón...



Colaboración de HG

México
Escríbele
Ningún comentario