La vida sin ti

¡Oh Dios que sería mi vida sin tenerte!
estremezco con la idea de perderte
ya que anduve cual velero inerte
donde la vida era parte de la muerte...
Es que contigo todo se hace diferente
cuando la tormenta arrasa con la mente
le ordenas a las aguas detenerse 
y el remanso le da vida hasta a esa muerte...
Porque llegas y acaricias las heridas
y abrillantas los colores de la vida 
que me toca en gracia hoy ofrecerte
quieras tú oh Dios hasta el final...

 



Colaboración de Silvia Cimizů

Argentina
Escríbele
Ningún comentario