Locura del pensamiento

La vida algunas veces hace que caigamos pero también de la misma forma nos hace levantarnos con más fuerza, solo hay que aprender a sobresalir de todas las dudas y los problemas que tengamos.
También algunas veces pensamos que las similitudes entre dos personas son más eficientes que las diferencias, que gran error cometemos al pensar eso, pues en realidad son las diferencias las que nos unen más como personas, porque aun teniendo varias similitudes con una persona somos muy diferentes a ella aun cuando parezca lo contrario.
Hay cosas que solo las queremos por costumbre y las confundimos con amor verdadero, en mi caso, sentí amor en un principio pero después solo se fue volviendo simple costumbre.
Dicen que las personas no pueden cambiar fácilmente y que muy rara vez cambian por amor, yo tengo otro concepto, pues yo cambié por amor y no fue un amor cualquiera fue un amor sincero, ese amor que me enseñó que la vida nunca será fácil de enfrentarla pero tampoco imposible, ese amor que trató de educarme de la mejor manera, ese amor que me demostró que nunca estaré sola. Un amor que muy pocos tienen realmente en su corazón, un amor que muy pocas veces aparecerá en tu vida.
Todos los niños quieren, piden, lloran si no lo tienen, yo solo quisiera tener ese amor de regreso, pero así como los niños lo pido y no lo tengo, me ahogo en mis sentimientos deprimidos llenos de lágrimas por no poder tener ese amor. Mi amor platónico que no lo volveré a tener en mi vida, pero que me dijo que siempre iba a estar conmigo aunque no estuviese a mi lado.
Pero así como todos los problemas que tenemos por más oscuros que parezcan siempre habrá una luz en tu corazón que te dirá lo que es correcto, porque entre más oscura este la noche más brillan las estrellas
Y por más que uno no lo quiera aceptar, regularmente el orgullo nos hace perder las cosas que más queremos. Imaginemos por un momento a una pareja muy unida, que se aman con todo el corazón, parecen la pareja perfecta, solo que tienen conflictos como todas las parejas, pero en esta pareja ella es una persona que dice yo no tuve la culpa y no le pienso hablar y él una persona que dice si yo no le hice nada no tengo porque buscarla.


El orgullo hace que perdamos lo que más queremos en la vida, y si esta pareja no reflexionara no estuvieran juntos porque hay veces que las diferencias son las que nos unen más como personas.
Tampoco debemos buscar la perfección, aun sabiendo que eso en realidad no existe ninguna persona podrá ser perfecta aunque lo quiera intentar.
Yo en particular doy consejos para dar ánimos a los demás, pero no me puedo dar ánimos a mí misma por más que lo intento, y aun así trato de regalar una sonrisa a quien la necesita, trato de llevar una alegría a quien está en un mar de llanto, porque aunque la vida nos parezca difícil enfrentarla no es imposible.
Y aunque me digan que sufro porque quiero o que es muy estúpido lo que hago por amor, no me importa, mientras yo haga las cosas de corazón no importará.
Vivo enamorada de la vida, así como alguna vez esa persona me dijo que viviera, cuando ella ya no estuviese conmigo, porque la vida es el regalo más bello que nos pueden haber dado, nosotros no pedimos venir al mundo más sin embargo aquí estamos, y cada uno de nosotros tenemos una razón por la cual estamos aquí.
Algunos nacen para bailar otros para cantar, correr, brincar, para muchas cosas podemos venir a este mundo, solo que tenemos que encontrar lo que realmente queremos y ahí sabremos a que venimos.
Porque hay veces que pensamos que la vida es dura con nosotros, cuando en realidad no es así, la vida es sencilla pero nosotros la hacemos dura, algunas veces por las decisiones equivocadas que hemos tomado sin pensar.
Mi vida está llena de ilusiones, pues aún sigo esperando a mi príncipe azul como en los cuentos de hadas, que llega cuando menos lo esperas y cuando más lo necesitas, aunque los demás me digan que es una estupidez, para mí no lo es, porque una parte de mí me dice nunca te rindas lo encontrarás. Es como un sueño difícil de alcanzar pero no imposible.
Todos cometemos errores en esta vida porque nadie es perfecto no importa cuánto intentemos parecerlo, la vida no es perfecta, la vida nos enseña con nuestros errores, así sabemos lo que debemos hacer después.



Así como también cuando tomamos una decisión debemos pensarlo muy bien porque una vez que tomes la decisión eres responsable de las consecuencias, son lecciones de la vida.
En mi vida eh tenido muchas lecciones pero la que más me ha marcado es la del amor, esa es una lección que jamás olvidare, una lección que la mayoría de mi edad ya ha tenido pero muy pocos aprenden de ella.
Porque a pesar de todo siguen cometiendo los mismos errores, y lo peor es cuando los cometen y lastiman a la persona con la están en ese momento.
Así como esa lección hay muchas más que tenemos a simple vista y hay veces que ni siquiera nos damos cuenta, cada día en tu vida hay una lección nueva por aprender solo tienes que saber cuál es. Y también pensar que harás para enfrentarla.
Mis locuras hasta la fecha me han dado resultado pues son locuras del pensamiento, lo que muchos tienen pero pocos saben que lo tienen, mas sin embargo cada idea, ocurrencia o pensamiento que hacemos nos delata.
Algunas veces nuestras locuras nos hacen tomar buenas decisiones y otras veces nos hacen equivocarnos, pero más sin en cambio que es la vida sin errores, es que no es vida, porque de ellos aprendemos a vivirla.
Es como un viaje que empezamos, pero el viaje es mejor que la llegada, otra lección de vida que también tenemos que aprender es que lo importante no son ni las riquezas ni el poder ni cosas materiales que dejamos en esta vida si no la huella que hayas dejado en las personas que amas, esa huella es con la que te recordaran toda su vida.
Porque ni la más grande riqueza ni el mayor poder podrá borrar del corazón lo que has hecho por ellos, cada instante por más pequeño que pareciera deja huella, ya sea una pelea, una sonrisa, unas historias, o una alegría puede dejar huella hasta en el corazón más oscuro que parezca.
Y así como la huella que dejan nuestros familiares en nuestro corazón, así también podemos dejarla nosotros, pero siempre tendremos en nuestra vida una locura del pensamiento.
Y TU CUANTAS LECCIONES DE VIDA HAZ TENIDO!!!!!! 

Todos tenemos alguna locura en la vida


Colaboración de shouny

México
Escríbele
Ningún comentario