Mátame lentamente

Porque has ignorado a este tu loco enamorado

El cual su paz la perdió aquel día que llegaste!

Por ti mi corazón renació y nuevamente a latir y latir

Escuche tu  voz tímida, tu mirada tan tierna que en mi pusiste.

Por primera vez sentí aquel calor que a mi vida le faltaba

No sé qué me gusto de ti, aun es el tiempo y no lo sé

Dejaste a este hombre que todo en la vida le sobraba

Una absoluta escasez de todo y todo esto por ti.

Mátame con tu indiferencia con esa ausencia que en ti ocasiona

Tu silencio, haga lo que haga no llega a tus ojos, me  desespero.

He transformado mis hábitos mi modo de ser y me decepciona

Que aún no logro encender esa chispa de amor en ti,

Porque no he logrado que en mi te fíes, clavé de una vez tu mirada

Apaga este fuego que nace desde las profundidades de mis entrañas

Solo tú tienes esa agua que apagará de una vez ese fuego, esa sed eterna, mátame lentamente que así  mi muerte es más prolongada.

No dejes a este pobre hombre morir por ti, dame una oportunidad

Para sentir aunque sea una vez en la vida lo que es sentirse amado, deseado y no morir como aquel hombre ignorado y no amado que un día clavó su mirada en una mujer prohibida, por favor regrésame la vida!

Mátame lentamente pero no dejes que totalmente me muera y desaparecer de este mundo, de la faz de la tierra perdiendo así mi alma que por ti solo clama una migaja de amor y un poco de pasión…



Colaboración de Augusto Castrillo

Nicaragua
Ningún comentario