Mía

Sé que te he dicho que has hecho mejor mi vida, es así pero no te lo he dicho todo… Mi vida ha estado tan rota y todos los días me he mentido a mí mismo, quería encontrar a alguien que estuviese ahí, aún si esa persona no me quería… No quería estar sólo yo ¿sabes? Contigo no todo es sobre ti, también piensas en mí, es tan lindo eso, últimamente tengo demasiados problemas en casa, como en mi vida, tengo que arreglar algunas cosas y poner orden en mi vida, he esperado mucho para poder hacer algo, ahora deseo no esperar más.

Estoy molesto conmigo mismo por ser tan descuidado en algunas cosas pero de no haber sido así no sería quien soy hoy ¿verdad? Mentiría si digo que no te esperaba, porque era lo único que hacía todos los días. Esperaba que llegara alguien como tú a mi vida. A esta vida que sólo han sido momentos amargos. Cuando te conocí en aquella sala, no lo sé, quería conocerte, pero supongo que no estaba tan de humor, aunque para ser francos no creí que me dejaras conocerte, siempre he estado escondido detrás de palabras para ocultar mi frustración, mi miedo, mi tristeza, mi vida, sólo ha ido hacia abajo. No tengo a nadie en la vida ¿sabes? A nadie.

Ahora sólo te tengo a ti. No pido más. No siempre estaré ahí, aunque mi cuerpo, mi mente, todo mi ser estará más contigo que acá conmigo. Quizá suena apresurado, quizá suena desesperado, pero eres a la única chica que debí, debo y deberé amar. Siempre te soñé, hay tantas cosas de ti que te hacen tan real. Aún eres pequeña y quizá me sobrepaso con algunos comentarios, lo sé. Pero no es con esa intención, yo no te veo como algo para pasar el rato, yo quiero pasar mi vida contigo, hacerte reír siempre, verte feliz, luchar porque sea así y amarte hasta que ya no pueda más.

Desearía borrar cada cosa que te hace sentir mal, borrar cada mal recuerdo que tienes, que puedas dormir tranquilamente, que si yo te beso, no despiertes insegura o asustada, que no despiertes a medianoche con miedo, que no despiertes gritando o asustada, quiero estar ahí contigo ¿no lo sabes aún? Me enamoré de ti, sin darme cuenta, quería que así fuera, quiero estar ahí, en cada bache de tu vida, en cada situación de tu vida, apoyarte, escucharte, saber todo de ti, sobre todo las cosas malas. Amarte por tus defectos y nunca exigirte nada imposible, si sé bien que quizás te pido mucho, pero no es imposible, cualquier persona lo haría, y yo te daría tiempo si es lo que necesitas pero necesito que me dejes entrar a tu vida, porque yo lo necesito.

Necesito olvidarme de mí, y convertirte a mí, en mi centro de atención. A mí lo único que me interesa eres tú. Quiero estar hablando contigo, llamarte estando en cualquier lugar, hacer que me hagas reír, decir tonterías, pasarla bien, porque eso lo hago contigo, sólo que quiero hacerlo siempre y en todo momento. Bueno digo esto si es que acaso me llegas a querer en tu vida, yo nunca seré mejor que nadie. Nunca competiré con nadie, sólo quiero darte lo mejor de mi vida y que ello te guste. Quiero amarte hasta que deje de respirar, es impresionante, son tan maravillosos los días con el simple hecho de estar tú presente en ellos, podría caerse el mundo y yo estaría pendiente de que tan solo respondieras.

A veces haces unos comentarios que me matas en el sentido de que me encantan. Eres tan increíble. Te besaría de los pies a la cabeza. Quiero hacerlo un día, no quiero que te escondas de mí. Pasé la noche pensando en ti, por una vez en la vida, sería tan feliz si te tuviese en mi vida. Serías lo único bueno que podría pasarme ¡A mí!

¿Recuerdas cuando dijiste que debía pedir algo por ser las 11:11? Lo que no sabías era que ya lo tengo y eres tú, ahora sólo pido un poco de tu tiempo para ganarme tu cariño y hacer que me necesites para que no te vayas.

Eres lo único que aspiraría en la vida. Aún si me ofrecieran comprarme, ofrecerme una vida de ensueño, ¿De qué me serviría si faltas tú? ¿De qué me sirve vivir, si por lo cual vale la pena realmente vivir no lo tengo? ¿De qué me sirve vivir si tú no estás? Tú eres lo único que le da sentido a mi maldita vida. Eres la razón por la que estoy intentándolo. Eres la razón de que este luchando.

Eres la razón por la que estoy avanzando. Eres la razón de lo que me ha pasado. Eres la razón de que este aquí ahora. Eres la razón que no quiero dejar ir. Rayos, ni siquiera puedo creer lo bien que ha sido pasar mis días contigo. Y lo maldito que es cuando no estás. Eres mi vida, no me importa nada más. ¡Te quiero a ti, sólo a ti! Quiero tenerte aquí cerquita de mí, ¡Donde se llama corazón! ¡Quiero llevarte conmigo! ¡Quiero saber que estarás ahí!

Confesiones


Colaboración de Marlon

Venezuela
Escríbele
Ningún comentario