pensamientos, reflexiones, autoestima y motivacion
reflexiones, pensamientos, poemas de amor, poemas romanticos, autoestima y cartas de amor
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes

Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

Una palabra del corazón

 

Y la esencia del ser se trasluce en una palabra del corazón, el hombre camina en la vida de ilusiones, y los pasos se hicieron palabras en mi, cada día trae consigo un libro en blanco que escribir, con letras de la esencia del ser, para poder escucharlas en el tiempo de ver con el corazón, no con la mente, comparto este vivir esperando que puedan llenar tu ser...

Imagínate...
Imagina un mundo en el cual el sonido de las olas arrullen los rayos del sol en tu esencia de vida, en que la voz pueda atravesar las distancias y tome forma del circulo de vida que nos une a los hombres y nos ayuda a encontrar el verdadero sentir, aquel que cuando veas la luna podrás reflejar como el deseo mas interno que esta en la belleza de tu energía y que a veces opacamos por la banalidad del destino y que con un llamado de auxilio nos busca en el fondo del corazón… busca que ahí esta… solo recuérdalo

Complejos...
“No busques la luz del sol en la noche porque opacarías así el brillo de las estrellas”.

Un día en el mundo de la recta numérica, el número complejo lloraba desconsolado, ya que los otros números le decían que por imaginario el no existía, el pobre número se puso muy triste y pensó lo feliz que sería si fuera un número real.

Se fue ha su casa pensando, lo real que el creía ser, pero que en un momento, se convirtió en una fantasía, al llamar a su amigo el cero y contarle lo que había sucedido el respondió diciéndole que por más que no te vean en la realidad tu imaginación siempre dará el sentido de tu existir y jamás serás negativo, porque solo los imaginarios positivos buscan y encuentran para darse cuenta que entre más encuentran más seguirán buscando, y no siempre los complejos se acomplejan de imaginar un mundo sin complejos.
Por pensar complejo no siempre somos entendidos pero si entendemos lo complejo que es pensar encontraremos el camino del buscar.

Busca la luz de tu interior...
El hombre primitivo sabía muy pocas cosas acerca del mundo exterior; pero creía muchas sobre el mundo interior y el otro mundo. A nosotros nos ocurre hoy justamente lo contrario. Si procedemos de un proceso de desorden que equilibra nuestro orden existencial, entonces los principios de una fe radican en el desorden de nuestra complejidad?

Estos caminos únicos de cada hombre a donde nos conducen como especie? Alguien decía “La sabiduría humana sin embargo, se mueve entre dos enigmas que parecen indescifrables por principio; a saber; el misterio del primer origen de todas las cosas y la estremecedora incógnita del ultimo fin. Es, pues, entre los límites insalvables de este enigma, donde seguirá la mente humana afanándose –esperémoslo – por cuidar de la vida y perfeccionarse a sí misma”. Si en la filosofía de nuestra vida, nuestro entorno y en si de todo nuestro ser nos preguntamos estas cosas a diario, cerramos los ojos y abrimos el corazón para intentar mediante la fe de seguir caminos comunes a nuestras incógnitas, será que la fe nos hizo olvidar la forma de seguir solos un camino de nuestro ser individual, sin debatir un Dios, como acercarse a crecer sin fe y como no estancarse por creer en una fe; como enseñar a creer sin los ojos y solo con el corazón?.

Cuan descartadles son los sentidos y hasta donde llega nuestra fe, si todo es un equilibrio como vislumbrar un camino de sentidos y darle un sentido a nuestro camino?

Hasta donde nos preguntamos para saber no respondernos? Y hasta donde preguntamos a los demás para que sean ellos los que nos respondan? Cuan complejos es nuestro existir pero cuan difícil es entender que con los demás nos equilibraremos en nuestro ser.

Mediocridad...
Cuanto debemos caminar esperando que en los demás se nos brinde la luz que ellos pueden brindar, que es ser sabio para encontrar como serlo?

Que es mediocridad?
Definimos como mediocres a las personas que viven en el medio de las cosas que no trascienden pero que somos que imponemos mediciones de vida a los demás, algunos nos frustramos por que no se nos deja llegar antes de haber salido, otros son felices de no iniciar lo que ya se ha iniciado, como buscar una medida para nuestras vidas y encontrar un general de aplicación a todos los hombres?

Si bien es cierto que los hombres no tenemos un camino claro a nosotros en donde a priori conocemos los caminos por los que debemos optar, como entender que cuando nuestro caminar se hace lento por los demás debemos aprender de un caminar que no es el nuestro propio sino las concepciones de los demás.

No se si mirar nuestras huellas solo nos brinde parte de una sabiduría, o si bien solo sea dejar huellas sabias para que sean los demás las que recojan de nosotros, como dar cuando lo que recibimos no es optimo, como entender que mucho de lo malo que pueden brindarnos los demás es tan enriquecedor como lo que nosotros mismos podríamos brindar, cada existir, cada lógica, cada vida, cada ser, da de si lo que mejor puede dar, y si no es así como saber hasta donde se puede dar.

De pronto en el afán de claridad solo encontramos más oscuridad, como describimos nuestras filosofías de lo que la razón si todo obedece a actos de una filosofía irracional, solo se que lo que el hombre juzgue como mediocre será ratificado o contradicho por la sociedad en la que vive, acoplarnos o no es parte de nuestro diario discernir, pero debemos enfocarnos en un mundo en el que el sentido de la razón puede ser la base del progreso? Aun no lo se pero debo seguir caminando para que probablemente en un futuro pueda decir que mi existencia no solo dependía de lo que los demás hicieran por mi.

Busca elevarte en el viento de la sabiduría...
Un ala tiene plumas, más no vuela por plumas sino por ala.

Un pájaro quería volar por encima de los acantilados, el era un pequeño que desde su nido veía elevarse a los demás y todos los días se preguntaba porque ellos extendían sus alas y se dejan llevar, y el a duras penas abría las alas y no se podía levantar, continuo por años preguntándose lo mismo cada mañana cuando llegaba el viento y sus amigos se alzaban al vuelo y lo único veía volar era su imaginación, un día paso un alcatraz el cual lo vio y le pregunto que porque el siendo un pájaro tan grande no volaba y el le contesto que nunca había aprendido, que había visto por años a los demás volar pero que el jamás había podido, el alcatraz le respondió: que por más que viera volar a los demás para aprender no solo era abrir las alas sino entender que para subir hay que saber usarlas y que no era el viento lo que hacia subir a los demás sino el saber usar el viento, porque muchas veces miramos volar a los demás y nos preguntamos por que ellos llegan más alto y sin darnos cuenta nos quedamos en el nido ver creciendo nuestras alas pero nunca aprendiendo a usarlas, y no nos damos cuenta que el viento de la ignorancia siempre nos mantuvo en nuestro nido y no nos permitió elevarnos.

Las flores…
Si me preguntas como crecen las flores pensaría que nacen buscando el cielo, aun no se de donde se llenan de belleza, como construyen cada pétalo, alguien decía que se alimentan del río de vida y del amor de la tierra, ellas siempre están mirando las nubes que dibujan figuras que aunque no podemos entender ellas encuentran las formas con las que imaginan su mundo, siempre hacen crecer un pétalo en cada sensación que tienen en su vida, y desde que nacen muestran su belleza no para ser observadas sino para mostrar a la vida que el color que las tiñe es parte de esa alegría de vivir, parte de esos colores que nos muestra la vida, y pese a que siempre las veras mirando fijamente a los ojos del sol y la luna ellas no olvidan donde tienen sus raíces y saben que se alimentan no solo de luz, sino de tierra, que padre y madre brindaron para que desde semilla fuera exploradora de vida, no siempre la belleza de una flor es del color de sus pétalos sino de la sabiduría de su corazón... por eso cuando cuentes los pétalos de una flor buscando un propósito recuerda que cada uno, fue parte de un deseo de esa flor y si puedes alinear a ese propósito ella te guiará en el camino de crecer sin olvidar tus raíces…

Y el ocaso dibujó sus rayos en mi corazón…
Y el brillo del sol renace al amanecer llenando de vida las llanuras, las flores renacen su brillo a el sonriendo el color de vida que las hace felices y la luna se despide de su amado, con sus últimos reflejos de luz y acompañada de un manto de estrellas se recoge en el infinito, prometiendo a su amado volver a verlo en el universo que rodea su rito, en el ocaso que encuentra su vida en la mañana en la noche, en la vida y en la esencia es su luz la que dibuja rayos de esencia en nuestro ser, a veces olvidamos sentir su calor pero ellos siempre rodean nuestras vidas, de una o otra manera porque somos testigos del amor del cosmos, amor que recibimos así brillamos en los demás, así sentimos en los demás solo es escuchar el eco de nuestro corazón, para ver como brilla en nuestro amanecer de felicidad, en esa luna o sol que nos rodea solo amanecemos para buscar nuestro horizonte, levanta los ojos a el que así llenaras el tuyo y el de los demás…

El Adiós de un sentir...
“Algo se detuvo en punto muerto
y fue tan grande este silencio,
fue tan grande el desamor
restos de un navío que encallaba
yo te quise, yo te amaba
no se bien lo que pasó
Cuando los jazmines no perfuman
cuando solo vemos bruma
cuando el cuento terminó
todo nos parece intrascendente
no es cuestión de edad o de suerte
de eso se trata el amor”.

Fito Páez

Hoy al caminar te buscaba en la motivación para hacerlo, esta vez mis pasos no se movían recorriendo el camino que conducía a tu corazón, hoy descubrí que cada huella es un camino recorrido que tiene diferentes motivaciones para seguir, hoy vi que el sol y sus rayos no reflejaban calor en mi interior solo iluminaban mi camino y pese a esto me sentía en una gran oscuridad, hoy las flores no sonríen al cielo, hoy recorro cada paso que viví a tu lado sin ya estarlo, hoy te has ido de mi lado, dejándome con mis sentimientos e ilusiones adornando un horizonte solitario donde brillan como solitarios luceros, que no me llenan ya que mi luna a desaparecido en el ocaso de mi horizonte, hoy mi brújula no tiene horizonte para guiarme, hoy siento ganas de gritar al mundo el dolor que siento, pero mi soledad me coarta a no hacerlo por miedo a no poder escuchar el eco, hoy recorro fielmente mis sentimientos no encontrando nunca una oscuridad de mentira, hoy los veo en el reflejo del agua que llamamos sinceridad, hoy entro en una oscuridad en donde las pequeñas luces por las que me guío se pagan, hoy pierdo la ilusión de volverte a ver, hoy me doy cuenta que confíe el tesoro de mis sentimientos en tus manos y lo has dejado oculto en las aguas del olvido que rodean tu camino, hoy te alejas de mi y siento que mi ser se derrumba a tus pies y en mi interior siento que clamo piedad a ti a lo vivido, a lo soñado, pido fe en el amor pido luz en tu ser pido ver el brillo de nuevo en tu ocaso, pero se que estas caminando al lado de alguien mas, que ahora eres esa motivación para el, se que ahora mi dolor invade mis ojos en lagrimas que brotan desde lo profundo de mi ser, me siento solo y desamparado solo puedo sentarme a un lado del camino, respirar y ver que no puedo detenerme en los recuerdos de pasos juntos, hoy te has ido, hoy me dejaste en el camino, por mas que lloro lo perdido, una luz pequeña me dice que mire al cielo, que el caminar nos muestra que siempre el corazón busca la luz del sol y la luna para crecer en ellos. Aun sueño con princesas y duendes, aun vivo un atardecer, aun le sonrío a la luna y al sol, hoy siento que me hace falta una estrella que brillaba con todo su fuerza en mi horizonte, me haces falta, me siento incompleto, pero donde ay oscuridad, encuentro que pese a que te alejaste de mi, eres feliz y no se como el atardecer al dibujar los últimos rayos de luz y invadiéndose de oscuridad me deja traslucir tu felicidad y eso reconforta mi camino, porque se que construí luz para que llegaras a el. Como ser egoísta con lo que brilla en ti, como evitar sentir rabia cuando se que eres feliz, como hacerlo, solo he de vivir, para encontrar una nueva fuerza que motive mi caminar, hoy dios me motiva a retomar mi camino y este caballero monta de nuevo su corcel para cabalgar a través de noches y días de tormentas y arco iris, hoy debo seguir… llegamos al cruce del camino donde llevo sentado observando un par de amaneceres, contemplando un sueño que se convirtió en realidad para alguien mas, pero que se que podrás afrontar todo porque lo amas, adiós mi amor, hoy debemos seguir caminos distintos, hoy debo levantarme y limpio mis ojos y vuelvo a ponerme mi armadura no para ocultar mis sentimientos de los demás sino para saber que siempre caeremos de nuestro corcel, pero siempre algo nos motivara a continuar cabalgando, hoy dejo mi pañuelo lleno de dolor en el camino, hoy vuelvo a mirar el sol con mi corazón, hoy dejo mis recuerdos como huellas de mi caminar pasado, hoy me despido de ti y pido a dios que te proteja y muestre su luz, porque vales mucho, porque eres el sol mas bello que haya brindado calor a mi ser, hoy no digo un adiós sino un hasta siempre hoy iré a un sitio donde no podremos volver a vernos ni hablarnos hoy viajo al mundo de tus recuerdos, donde todo serán huellas y no podremos hablarnos sino solo escuchar lo pronunciado con el corazón, hoy recojo mi cofre que has dejado a un lado del camino y retomo mi andar hoy envió a ti un beso desde lo mas profundo de mi corazón y un grito al mundo de TE AMO!!!!!!!!!!!!!!!! Que aunque no tendrá eco se que llegará a ti para cellar nuestros pasos en el tiempo, gracias me diste los amaneceres mas hermosos que ser alguno me haya dado, ahora esa luz es parte de mi camino anterior, no prolongo mas mis palabras porque mi corcel agitado vuelve a darme ánimos en su vigor de sortear esta vida, hoy levanto de nuevo los ojos al cielo y me lleno de energía para continuar, porque si hoy no fue un ideal el mañana llegará a serlo, solo es cuestión de recibir la luz del sol sin olvidar sentir su calor…adiós mi niña con ojos de vida y la sonrisa de universo…tu niño sigue su caminar con el cuerpo del guerrero sin nunca olvidar que es lo que debemos buscar en nuestro caminar... el tesoro que llamamos amor…

De los arroyos de la vida…
Algunos peces en el río ven crecer sus aletas, dejándose llevar por la corriente, otros peces suelen nadar para dejarse hundir y otros nadan para vivir sin importar la corriente que deban afrontar, muchas veces las corrientes en estos manantiales de vida son fuertes, algunas veces no son cristalinas, otras son pandas, siempre solemos ver pasar el agua, debajo de nuestros pies y nos quedamos inamovibles observando como el mundo gira y el agua pasa sin tocar nuestro ser, no siempre el arroyo lleva aguas propicias para nuestro horizonte, muchas veces dejamos nuestro ser flotando a merced de la corriente y pese a que tememos ahogarnos, dejamos nuestra vida y olvidamos nadar, otras veces nadamos y vemos una corriente en contra y sin intentarlo renunciamos dejando nuestro aliento hundirse en el fondo del río. Algunas personas nadan para vivir, otras para poder existir y algunas pocas para dejarse hundir, muchas veces debemos visualizar la horilla para poder pasar, debemos soñar con llegar, sin dejar de nadar, cuando el corazón lo motiva un sueño por alcanzar horillas en nuestra vida, podremos llegar, porque nadie nos enseñara a nadar sin meternos al agua, sin arriesgar, algunas veces no vemos la horilla, solo el ancho del río, otras veces vemos la horilla pero no soñamos el como atravesarla, la vida es extraña, de horillas interminables, de corrientes fuertes, de hundirnos en el intento, así como el sol busca a su luna construyendo un arco iris de vida para poder atravesar el tiempo y la oscuridad, sin saber si lograra cruzar el ocaso, sin saber si encontrara una vida nublada, sin saber si su amada luna esperara por el, se arriesga y dibuja con todo su poder los colores que motivan su vida, los sueños... Sueños son... puede que nunca se hagan realidad, pero siempre serán nuestra forma de motivar el cruzar, porque en ellos podremos vivir la alegría de estar en esa horilla que buscamos…

Las Nubes…
El cielo se colma de nubes que intentan mostrarnos las diferentes formas que puede tomar nuestra vida, algunas son oscuras muestras de lluvia en un existir, otras al contrario nos hacen soñar llegando a formar todas las curvas que puede adoptar nuestro ser, algunas veces nos sentamos en el verde prado de una sabana, frenamos nuestra mente y comenzamos a dejar rodar el mundo y girar a nuestro alrededor, hacemos tangible lo intangible volamos a ese remanso de blanco algodón donde dejamos descansar nuestro ser, agobiado por el concreto en que rodeamos nuestra vida, y solo ahí cuando vemos desde arriba un susurro tocar nuestro rostro, como acariciando nuestro corazón entendemos que los sueños por mas que suben al infinito podemos alcanzarlos solo dejando nuestro ser elevarse a las alturas donde las alas de la fe y el amor nos permiten alcanzarlos, porque solo distinguimos una forma en una nube de nuestro horizonte cuando esa nube llena nuestro cielo, muchas veces las nubes opacan el cielo, muchas veces nos alejan de la luz, pero siempre el sol en su sabiduría deja escapara pequeños rayitos de luz que entre la oscuridad nos guían nuestro caminar, hoy déjate caer en ese verde césped que llamamos vida y ahí con tu corazón en la mano y con tus sueños en tu ser, podrás ver dibujarse en el cielo una blanca nube llamada el amor…

La pasión de una rosa…
Hoy acaricio los pétalos de mi flor, deslizándome con mis besos por todo su ser, como el fresco rocío en la mañana, que hace despertar los colores de vida en mi amada flor, comienza su explosión de universo, sus pétalos radiantes erguidos al sol llenos de vida, su pasión desbordada en los poros que dejan salir el aroma de su amor, sus hojas como suaves nubes dejan sentir el calor de su sensualidad, abre su colores, que me dejan inmerso en su polen, que con un hipnótico aroma, me seducen al amor; el ritual de cuerpos esta en su esplendor máximo, como catedrales se encuentran en el infinito, día y noche unen su luz en un explotar de brillo que con el agitar de la vida comienza a mostrar la cima del éxtasis cósmico, ella deja brotar los rojos colores del arco iris, que hoy beben de mis manantiales de pasión y que como el viento acaricia la superficie de sus pétalos, nuestros corazones laten sin cesar, llaman al cielo para que podamos dibujar los colores del vibrar juntos, ese pequeño capullo que esconde la bella flor de su interior, abre su belleza ante mis ojos, y me dejan perplejo porque solo mis lagrimas dejan sentir el haber besado a mi flor y tener con ella el ritual de los colores, que en cuerpos llenó la pasión del cosmos…
El olvido del corazón…

Blackbird
The Beatles

“Pájaro Negro que cantas en la muerte de la noche
Toma estas alas rotas y aprende a volar
Toda tu vida
Tú habías esperado por este momento para elevarte.

Pájaro Negro que cantas en la muerte de la noche
Toma estos ojos hundidos y aprende a ver
Toda tu vida
Tú habías esperado por este momento para ser libre.

Pájaro Negro vuela vuela
En la luz de la noche negra y oscura.

Pájaro Negro que canta en la muerte de la noche
Tome estas alas rotas y aprende a volar
Toda tu vida
Tú habías esperado por este momento para elevarte.”

Algún día volaba tranquilo por las montañas persiguiendo el aroma del alba en las grandes sabanas, solía posarme en la misma rama de aquel grande olmo, solía mirar el atardecer, viendo el sol perderse en el infinito, a esa misma hora todos los días cada ser que habitaba la tierra entonaba el canto mas hermoso, parecía que las notas que salían de cada uno de nosotros eran parte de ese ritual en el cual no solo el sol sino el mismo universo se confabulaban para llenar de belleza el mundo, un rojo cielo que llenaba cada rincón de la tierra anunciado la llegada de la luna, era el momento de la pasión de dos seres, y yo atónito solo podía contemplar el éxtasis de dos astros, la noche como ceremonia previa comenzaba adornar el infinito con estrellas, el sol lleno de un rojo intenso dejaba ver el momento previo de la llegada de su amada luna, cuando ella aparecía con un manto de blanca luz todos en ese viejo olmo, quedábamos cegados con su belleza, era el momento del encuentro de dos amantes, y yo en esa rama podía verlo, después de la pasión yo solía volar buscando pequeñas semillas que pudieran alimentar mi ser, a veces encontraba grandes cantidades en pequeños árboles a veces en grandes y frondosos árboles no encontraba muchos, pero siempre me regalaban sombra para pernoctar de la lluvia o de una noche fría, solía volar solo buscando en cada ser belleza, a veces me sentaba a mirar un seres que me llamaban la atención porque veía en ellos algo que nunca antes había visto, amor, solía volar horas interminables siguiéndolos, solía verlos pelear, sonreír, llorar pero siempre estaban juntos, yo en las mañanas con los primero rayos del sol cansado me dejaba llevar por esas calidad brisas que elevaban mi ser a lo mas alto, al medio día me encantaba dejarme caer como gotas de rocía en aquella gran cascada, pero las cosas no eran las mismas desde que había visto a esos seres que disfrutaban del mundo viviendo en comunidad, solía volar muy cerca de ellos ahora los atardeceres los podía contemplar acompañado yo veía que ellos llenaban su vida con una sonrisa disfrutando de las mismas cosas que yo disfrutaba, día a día volaba muy cerca, vivíamos cosas que yo jamás había visto, algún día vi a dos de esos seres besarse, era algo que nunca desde lo alto de las nubes había presenciado quede atónito, porque ellos cerraban sus ojos como dando todo de si, como si un sueño se materializará, y entonces presencie a esos dos seres teniendo el ritual de entrega de cuerpos que nunca podré describir con palabras porque ellos escribían con miradas, no podía hablar porque sus palabras eran gestos de amor, entonces al ver como el amor en esos seres llenaba sus vidas como la sombra de ese gran olmo en el que yo miraba mis atardeceres, desee con todo mi corazón poder ser uno de ellos, y voló con mis sueños hasta lo mas alto del cielo cuando mi aliento termino y cuando ya las nubes me abrazan una luz cegó mi mirar, ahora podía sentir, podía llorar, podía sufrir, ya no todo estaba arriba ahora caminaba en la tierra, a veces los atardeceres no son lo mismo, a veces este ser suele olvidar la belleza de la vida por que la misma forma que tanto añoraba me ata a nuevas cosas, hoy salí corriendo por los mismos pastizales que antes recorría desde lo alto, ahora no solo puedo oler la hierva puedo sentirla, ahora puedo nadar en el agua, puedo saborear esos frutos de los árboles que antes solo adornaban mi mirada, a veces cuando hace frío tiemblo, cuando mi siento solo lloro, ahora todo es diferente, a veces no me queda tiempo, a veces añoro el poder volar, a veces olvido como podían mis sueños elevarse como alas motivadas por la vida, ahora todo es afanes, ahora son pocas las personas que veo a la sombra del gran olmo, ahora esos seres olvidan la esencia de la vida, la que juntos contemplábamos, ahora se han olvidado del corazón, añoro mis días soleados donde el calor me elevaba como las hojas en el otoño, pero mientras a la sombra del viejo olmo un corazón suspire al atardecer y se motive a buscar el ritual del universo de sol y luna buscando la entrega del amor universal yo estaré aquí… luego mis alas volverán y mi elevare a esa pequeña rama desde donde contemplaba la belleza de estos seres… porque el volar esta en el corazón…

El Fruto del Perdón…

El silencio retoma mi vida reclamando en mi mente, el porque de mi sufrir, el porque de mi llorar, son muchas las gotas que caen de lluvia y aun puedo sentir el paso de cada ilusión por mi ser, debajo de este árbol frondoso y lejano lleno de frutos del ayer, aun siento frío, aun siento rabia, solo espero poder volver a sentir la caricia de sus manos en mi rostro, dejarme llenar de su sonrisa renovadora, de aquella que roba suspiros que se apagan en una lagrima brotando del fondo del ser, solo espero que mi hada la que porta en sus alas el destello del perdón me permita volver estar sin necesidad de ser, suelo pensar en razones que no parten del sentido sino del corazón y solo llegan al mismo fin, aquel en donde queremos gritar sin intentar ser oídos, en donde escondemos nuestro dolor con la intención de dejar de sentir, donde queremos dejarnos hundir en los manantiales del olvido, donde intentamos correr por el valle del no tiempo, pero nuestros pasos no llegan tan rápido como los recuerdos, hoy levanto mi mirada al sol y en el reflejo de mi llanto veo como los pétalos de la flor que sostiene mi existir han caído suavemente y ahora flotan muriendo en lo que fue mi dolor, veo un pequeño fruto a la sombra de este gigante de universos que fue mi fiel compañero y veo que no estoy solo, otros lindos seres que antes el dolor opacaba para mi, van levantando su mirar conmigo y siento como todos volvemos a renacer, veo nuestros pétalos luchando por salir de nuevo a esa luz que antes los llenaba de color, ese fruto pequeño comienza a hacerse grande, siento su aroma, su piel y sedo ante su llamada, poco a poco me doy cuenta que ahora debo alimentarme de la esencia que nació a la sombra de mi dolor, que el fruto del perdón ha nacido con el tiempo de mi vivir y como todos los que ahora me rodean compartimos porque vemos que todo es amor, todo es vida e ilusión, pero cada paso se alimenta del fruto del perdón para llenarnos de fuerzas de seguir…


Imágenes…

Cada ser encuentra un reflejo, cada ser encuentra sus colores de vida y construye un arco iris, cada ser vive su corazón, cada ser llena su vida de imágenes, todos nos encontramos en espejos con ellas algunas son profundas, otras son solo tiempo y recuerdos, algunas nos lastiman, otras nos llenan de luz, pero aquellas donde vemos mas haya de las imágenes y encontramos reflejos de corazón son las que nos marcan, porque solo la luz que se refleja de ti en los demás, es aquella que te permite sentarte con esa alma gemela que encuentra un reflejo de amor en ti, que sin encontrar sigue buscando, a la cual la luz del amor no encandelilla, ni la hace temer, aquella alma que encontró en el manantial un reflejo de su interior, aquella que ve sombras en el espejo, esas sombras que construimos con los demás, vive el reflejo de tu ser como un profundo sentido de existir no solo para reflejar apariencias sino reflejar la mirada del amor aquella que no solo llena espacios sino esencias del ser…

El milagro de tu amistad…
Y el viento sopla fuerte los viejos robles en el bosque, como rocío dibujan en el horizonte colores de sus hojas, llenando de matices amarillos sus alrededores, la vida comienza en donde se marchita una flor y los frutos caen sin cesar como luchando por vivir; el viento cubre con dulces aromas el bosque, así el polen que brota en la caricia de una flor prepara la bienvenida a la vida, cobijando en la hojarasca las semillas de un nuevo existir, la lluvia las refresca con agua de fe, la misma que las llenara de fuerzas por buscar la luz del sol, entonces los viejos robles ven germinar el fruto de sus colores de vida, amparándolos del sereno y las tormentas, que suelen arreciar en las noches, esa pequeña semilla se hace árbol a la sombra de sus padres, aquellos que siempre la protegieron para dar el cariño con el que podría brotar su afecto de vivir.

Así mismo los seres construimos amistad, aquella que germina del corazón, en la que alimentamos la sombra de nuestro roble, en la que los aromas del fresco campo, nos dejan elevar nuestros sueños al imaginar el crecer de nuestro amigo, todo lo que es esencia, crece en el corazón alimentado de la fe, porque solo los grandes robles han crecido de pequeñas semillas y las grandes amistades siempre serán fruto del corazón del hombre, así el milagro de la amistad nos muestra que solo somos fruto cuando amamos nuestras raíces al germinar, solo somos viejos cuando podemos ser sombra para una semilla en el bosque del caminar, en el bosque de los robles de una amistad…


En el campo de fresas…

Un día en el campo de fresas… “Todo comienza en la inmensidad de la selva, un día en la selva una pequeña ranita caminaba con su viejo violín, ella se acercó a una gran piedra al borde del río y decidió sentarse tomar su violín y comenzar a interpretar una bella melodía, un grupo de leones descansaba cerca del lugar al escuchar tan bella melodía quedaron perplejos y dejaron que esa música arrullara el atardecer al pasar del tiempo llegó un viejo león sordo y sin pensarlo se comió a la ranita con el violín y sus notas...”.

Muchas veces escuchamos el sonido del amor, muchas veces somos sordos a sus notas, otras veces solo escuchamos opacas vibraciones de su cantar, otras veces somos incrédulos a lo que escuchamos por miedo a enamorarnos y lo peor es muchas veces solemos actuar como el viejo león, alguien me dijo que el amor era como un campo de fresas que siempre encontrarías fresas rojas y dulces, otras verdes e insípidas pero que siempre te dejarías seducir de ellas, es fácil vivir con los ojos cerrados, es fácil cerrar nuestro oídos al campo de fresas, dejar de sentir el aroma de un campo de fresas, podrás recordar la melodía en un campo de fresas, ahora dime tu en que se parece el amor a un gran campo de fresas?…

Quiero compartirte con parte del libro que estoy escribiendo, son pequeños pasos en mi caminar que he convertido en palabras y vivencias en párrafos.

 

Colaboración de JUANK
Colombia

¡Escríbele a JUANK!

 

 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. Escríbeme

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!

links  y  galardones