Amanecer
Amanecer

 

Amanecer con vida es una bendición divina, y respirar el aire de un nuevo día es para darle gracias a Dios por llenarnos de vida, por hacer vibrar nuestros corazones y por darnos el pan de cada día; gracias Señor por tu bendición divina, en tu palabra lo dices: “El que venga a mí no morirá, tendrá vida eterna”, de esa vida quiero gozar y de tus caricias me quiero llenar. A veces flaqueo, pero no desmayo, cometo errores y me arrepiento, soy débil de nacimiento; mis errores y pecados te los dejo a ti Señor, júzgame y perdóname por ellos; tú lo dices claramente en tu palabra:

“Trae tus pecados a mí, arrepiéntete y yo los echaré al fondo del mar”, en tu palabra confío, sé que perdonarás todas mis faltas, porque tú eres mi Dios en el que puedo confiar. Soy humano y pecador, pero soy tu hijo Señor; soy obra tuya estoy hecho a tu imagen y semejanza, bendito seas por siempre Señor; honor y gloria a ti darán, por no jactarme a mí mismo, y reconocer
que con tu mano me sacaste del abismo, de ese mundo de maldad, de corrupción, de esa vida llena de fantasías. Ahora soy nuevo; perdóname por pensar que algo de este mundo antes de ti, estuviera en primer lugar.

Que débil fui al dejar que alguien manipulara mi vida, esa vida que te pertenece a ti Señor, porque tú me la prestaste para servirte a ti, no para servir al mundo; porque a nadie le pertenece, de nadie soy propiedad, sólo a ti Señor mis manos te alabaran, mi boca implorará tu nombre, mis pies a ti me llevaran. Gracias por este amanecer y por la vida que me das, que lindo es despertar y poder adorarte, y agradecerte en cualquier lugar.

 

Colaboración de Juanyto
México

Escríbele
Ningún comentario