poemas, poesia, poesias
reflexiones, pensamientos, poemas de amor, poemas romanticos, autoestima y cartas de amor
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes

Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

Carta a mi hijo

 

Carta de un padre arrepentido a su hijo.

Querido hijo, esta será probablemente la única vez que te escriba, he perdido demasiado tiempo lamentándome por mis errores y hoy tragándome ese orgullo maldito que me impedía acercarme a ti, hoy en el umbral de mi celda, esperando lo inevitable, el tiempo es cada vez mas breve, no quiero irme sin antes pedirte perdón por no haber sido el padre que tu esperabas, estoy tan arrepentido de haber descubierto tardíamente esa maravillosa experiencia de ser padre.

Ahora comprendo a la perfección a tus abuelos, yo era, más bien siempre fui un muchacho rebelde, nunca me preocupé por nada ni por nadie, siempre pensé que debía vivir la vida intensamente sin pensar en el mañana, hice ver su suerte a mis padres; su solo recuerdo hace que mis ojos se humedezcan, es verdad que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ha perdido.

Hijo mío, han pasado muchos años, mi corazón y orgullo se han ablandado, no tengo fuerzas para seguir, lo he reflexionado una y otra vez durante tantas noches frías y rodeado de la soledad más cruel, quiero que sepas que te extraño mucho a ti y a tu madre, cuanto deben estar sufriendo ambos por mi estupidez, tu ya debes de ser un hombre, supe que te graduaste como Ingeniero; tal vez pienses que soy un hipócrita por lo que más adelante sabrás acerca de mí, la vida aquí ha sido difícil, me ha cambiado, espero me comprendas y perdones.

Hijo, nunca tuve la fuerza y entereza para asumir las obligaciones y contrariedades que estaban implícitas en tu educación, perdóname por no haber estado capacitado para ayudarte y para protegerte, perdona mis constantes pleitos con tu madre, mi ausencia y trasnochadas, nunca me imaginé cuanto dolor te causaba esto, que durante las noches no pudieras dormir y estuvieses llorando, y a consecuencia de ello tus notas en la escuela fueran bajando, que además en mi ceguera olvidara que yo era la causa y además te reprimiera, te gritara y a veces hasta te golpee.

¿Por que me traes estas calificaciones, es esta la forma como correspondes al esfuerzo que hacemos por ti, para darte una educación y una vida con comodidades......?

Los sermones de siempre, yo pensaba que sabía como educar a un hijo, pero todo lo hacia mal, le daba más importancia a mi trabajo, a las reuniones sociales, a mis amigos. Nunca te tuve paciencia, me molestaba que estuvieras jugando sobre la alfombra junto a mi cuando jugaba a las cartas o al dominó con los amigos y me avergonzaba de ver que te habías quedado dormido a mi lado, esperando una caricia o una palabra de afecto, yo sin embargo le pedía a tu madre que te llevara a tu cuarto para que no estuvieras causando lastima, que torpe y egoísta he sido.

De nada me sirvió haberte dado los mejores juguetes y enviarte a las mejores escuelas, comprarte los artículos de moda, mandarte a campamentos de verano a los mejores sitios para que estuvieses feliz y contento, te daba todo lo que querías, excepto lo que necesitabas.

Tu ignorabas que además de mi afición por el alcohol también consumía drogas, sí, fue durante mis parrandas, comencé el consumo por curiosidad, porque “mis amigos” me invitaban y persuadían, y yo acepte para sentirme mas valiente, para sentir poder y olvidarme de mis problemas, sin saber que todas las drogas adictivas deterioran no solo la salud física y mental sino las relaciones familiares y sociales.

Eso fue solo el principio de mi decadencia, lo que al principio fue solo curiosidad se convirtió en un infierno para mi y también para ustedes, lo demás ya lo sabes, perdí mi trabajo, perdimos la casa, mis amigos me abandonaron, no encontraba trabajo y en medio de mi depresión, alcoholizado y drogado cometí un homicidio, no era yo, era otra persona, perdida, confundida, era un demonio salvaje que vivía dentro de mí y que me había transformado en un ser vil, sin sentimientos ni preocupaciones, que sucia jugada me había deparado el destino, yo el padre ejemplar, el brillante ejecutivo, el prospero empresario, no soy más que un abandonado, solo y triste condenado esperando sus últimas horas.

No quiero irme sin que antes sepas que todo este tiempo que he estado lejos de ti ha sido mi peor castigo, durante mucho tiempo pensé y busque la forma de poder enmendar mi irresponsabilidad, no quería que supieras nada de mi, sentía vergüenza y dolor, no sabía como demostrarte mi arrepentimiento, no me atrevía a pedirte un simple perdón, todo lo contrario, hubiese querido que al menos por una sola vez vieses en mi a un buen amigo, que estrecharas mi mano y charlar un poco.

En mi interior sabía que ese día nunca llegaría, así me dediqué a leer una gran cantidad de libros, de todo tipo, me refugiaba en la lectura, tenía todo el tiempo del mundo para ello, en algunos de esas lecturas encontré las causas y razones del comportamiento humano, comprendí que gran parte de nuestros fracasos y desengaños provienen precisamente de ese afán de querer ser lo que no somos y querer aparentar lo que tampoco somos, empeñándonos en vivir fuera de la realidad.

Hijo, en estos momentos no pretendo ser para ti el padre que siempre quisiste, fue aquí donde comprendí todos mis errores, durante mis noches de insomnio escribí las siguientes notas que serán la única herencia que pueda dejarte, son: “Los diez principios básicos de un padre”, en ellos encontrarás una breve quía que serán como pequeñas semillas que aprenderás a cultivar como hermosas flores que adornen tu jardín y abran tu corazón; tu también serás padre algún día y descubrirás que no existe experiencia más maravillosa y misión mas grata que saber ser un buen padre, por favor, no cometas los mismos errores que yo.

“Cometer errores es natural, irse sin haberlos comprendido empobrece el sentido de una vida”.


Te extraña y te ama tu padre.

Colaboración de José Manuel Montoya
México

 

 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. Escríbeme

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!

links  y  galardones