Ella lo ama y él no lo sabe
Ella lo ama y él no lo sabe

 

Ella se siente rara... Se arrepiente de aquel beso que le dio a aquel chico, siente que nadie la entiende, quiere volver atrás y evitar eso, lo peor es que ella lo ama pero le duele, porque nuevamente se equivocó, él es un mujeriego, ella merece a alguien que valga la pena. Es una chica fría, dura, demasiado sincera y a veces amargada, pero en el fondo es tierna, dulce, divertida, romántica, solo busca quien la pueda amar siendo así.

Ahora se encuentra recostada en la cama, escuchando aquella canción que le recuerda a aquel apuesto niño, tiene aquella imagen de aquel beso en su mente. Ella no sabe cómo hacer para mirarlo a los ojos, ese beso fue de amigos, pero aquel chico no sabe que ella lo ama, pero tiene miedo. Miedo que vuelva a pasar. De decirle lo que siente y que él no lo sienta.

A veces es mejor callar. Ella hubiese querido callar y no haber dicho que "le tenía ganas", hubiese callado y nada habría pasado. Él es todo lo que ella piensa. Ella diría que es "el amor de su vida" pero no lo es, porque nada es para siempre y ella sabe que eso que siente no es para siempre.

Él es alto, pelirrojo, ojos marrones, esa sonrisa, su olor, ese olor tan rico, su cuerpo, ese cuerpo tan lindo, esa mirada que la tiene loca, esos brazos en los que ella quisiera envolverse, esos labios que quisiera besar una vez más, esas manos que quisiera agarrar, esos dedos con los que quisiera jugar, esa risa que ella quiere causar, le gustaría ser el motivo de aquella hermosa sonrisa, al fin y al cabo, él le gusta y demasiado.

Ella está segura de que ocultándolo todo estará mejor. Él vive en ella. En su mente y sobre todo en su corazón. A veces hace que salga esa chica tan boba, tierna, romántica; pero ella no quiere. Siempre piensa "¿él sentirá lo mismo?". Se lo quiere preguntar pero le da miedo aquella respuesta, no quiere llorar por él, por un mujeriego que tal vez no lo sienta. Cuando pasa a su lado le causa tristeza y bronca. Bronca de ser tan boba y a ver dado ese beso. Tristeza de sentir aquello por él y no poder decirlo por miedo.

 

Esta historia es real, me pasó con mi compañero Gastón -g-.

Colaboración de Luciana Alvarado Vera
Argentina

Escríbele
Ningún comentario