Vieja, yo te amo
Vieja, yo te amo

 

Vieja... Me esfuerzo diariamente por demostrarte lo que te amo pero siento que no es suficiente, es por eso por lo que he decidido escribirte una carta pero en el intento las palabras se esfuman, pues no encuentro alguna que defina todo lo que te amo y lo mucho que te necesito.
Te amo, porque nunca renunciaste a mí en los momentos más difíciles cuando la carga de tu vida era pesada.

Te amo, porque siempre me has dado ánimo en mis proyectos y has sido la principal confiarte de mis éxitos. Te amo, por ser tan entregada y comprensiva. Te amo, porque te has convertido en la mejor maestra que me ha dado la vida. Te amo, porque tienes la palabra justa en el momento justo.

Te amo, porque tú a diario también me demuestras que me amas y tus besos y abrazos están ahí esperando mi llegada. Te necesito, para alegrar mi vida y darle sentido. Te necesito, porque eres mi amiga.
Te necesito, porque la vida sin ti será un infierno.

Te necesito, para amarte. Ninguna de estas palabras deja mi corazón satisfecho. Sólo me queda la alegría de saber que tu y muchos más leerán esta carta y se darán cuenta que es una simple carta, de una simple hija, para una gran madre. Se darán cuanta que intento decirte vieja yo te amo.

 

Es una simple carta de una simple hija para una gran madre.

Colaboración de Cristina Nieto
Uruguay

Escríbele
Ningún comentario