pensamientos, reflexiones, autoestima y motivacion
reflexiones, pensamientos, poemas de amor, poemas romanticos, autoestima y cartas de amor
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes

Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

Carta de amor

 

Amada Tuty: "Ya lo sabía, sabía que te amaba, sabía que quería pertenecerte, ya lo sabía, sabía que toda tú me importas, sabía que sin ti no soy nada, ya lo sabía, yo ya lo sabía, ¿lo sabes tú?."

Te escribo con todo el amor que siento por ti, inmenso como el mar Caribe que tus ojos y los míos admiraron en días pasados e infinito como ese firmamento estrellado que contemplamos en la bella Cartagena.

Jamás me cansaré de decirte, expresarte y demostrarte que eres el ser más hermoso, puro, bello, tierno, amable, cálido, tolerante, delicado, suave, agradable, transparente y dedicado que existe en este planeta y en los alrededores y que mi amor por ti se ha fortalecido a través de los años.

Sí, estoy enamorado de ti, sí, te amo, sí, eres indispensable en mi vida, sí, te necesito, sí, te quiero, sí, eres lo primero y lo único, sí, estás presente en mi mente a cada instante, sí, soy feliz con contigo, sí, te re-amo.

Quiero agradecerte una vez más por los segundos, los minutos, los días, los meses y los años que hemos compartido; por las cosas bellas, las menos bellas y por las feas que hemos vivido; por todo lo maravilloso, por todo lo bueno, lo regular y lo malo que ha sucedido en nuestra relación…

Por todos los momentos agradables que hemos compartido y por aquellos que nos han generado tristeza; por todos tus cuidados, por tu compañía, por la dedicación y la constancia que le has puesto a nuestra relación y a nuestro hogar y por los alimentos que a diario me das.

Por los aspectos en que coincidimos y por las diferencias que hemos tenido; por tu comprensión y tolerancia y por tus momentos de incomprensión e intolerancia; por las esperas que has soportado; por tus abrazos, por tus sonrisas y por tus lágrimas; por tus besos y caricias y por tu amor y desamor.

Durante estos años he contemplado y admirado tu profesionalismo, tu inteligencia, tu claridad, tu hermosa figura, tu cara, tu sonrisa, tu boca, tus dientes, tus labios, tu cabello, tus ojos, tus manos, tus dedos, tus pies, tu cintura, tu espalda, tus brazos, tu estómago, tus caderas, tus rodillas, tus senos, tu trasero, tus orejas, tus cejas, tus pestañas, tus rodillas, tu cuello, tus piernas, tu voz, en fin todo tu cuerpo.

También he observado como mi amor por ti crece al pasar los años y cómo día a día, siento más la necesidad de estar contigo y de compartir a tu lado, más momentos.

Te pido que me perdones por las incomprensiones, por los malos momentos, por las tristezas que te he generado que han sido involuntarias y en verdad, me arrepiento y lamento que hayan sucedido.

Perdóname.

Lucero: toda mi vida te pertenece, tú eres el motor y el centro de mi existencia y te debo toda la felicidad que le has dado a mi vida. En estos años he conocido a una gran mujer y a una gran persona. Esa mujer y esa persona eres tú querido amor.

Ahora que nuestros cuerpos presentan cambios producto de los años, le rindo honor y saludo tus canas, tus leves arrugas, tus gorditos, tus manchas en la piel y tus cambios de temperamento.

En mi cuerpo como lo ves, también se muestra el paso inclemente de los años.

Es hora de prepararnos anímica, espiritual, mental y físicamente para una nueva etapa en nuestras vidas.

Debemos desde ahora, cuidar más nuestro cuerpo y nuestra mente y obviamente nuestra relación.

Te invito con mi corazón en la mano a que sigamos perfeccionando nuestra relación y a que cuidemos nuestros cuerpos y nuestra mente. Todas mis acciones, mis aspiraciones y mis deseos están dirigidos a hacerte la mujer y la persona más feliz del mundo, para que todos nuestros sueños y aspiraciones como personas, como hombre y como mujer, como pareja, como profesionales, como amantes, se concreten y para que disfrutemos al máximo cada instante y lugar que compartimos.

El día que se acabe nuestra vida, no debe haber ningún resentimiento, ninguna amargura, ningún pendiente, ningún sueño o deseo sin realizar y que podamos morir tranquilos amándonos intensamente y con la satisfacción de haber vivido plenamente cada instante de nuestra vida.

Te aseguro mi querido amor, que nuestra vida será mejor en todos los aspectos, será más suave, será más tranquila y nos permitirá amarnos más y más.


Espero tus refrescantes palabras, Te amo, Rafael.

Colaboración de Rrb
Colombia

 








 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. Haz click aquí

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!