poemas, poesia, poesias poemas de amor, poemas romanticos  
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes

Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

Eres tú, la mujer de mi vida

 

Todavía no te conocía, todavía no te sentía, sin embargo ya podía sentir el dolor que me ibas a causar. ¿Cuándo uno se da cuenta que la persona que tiene a su lado es el verdadero amor? ¿Tú y yo estaremos juntos toda la vida? y lo digo así porque tú puedes ser la persona que realmente ame en este mundo.

Noches de soledad, miradas perdidas, sentimientos confusos vienen a mi mente de una forma muy fugaz, no te conozco y ya me duele el saber que te voy a perder... Daría todo por encontrarte de una vez, el miedo me invade al pensar que te voy a amar con alma corazón y vida y quizás no seas tú, la mujer, la elegida.

Realmente me encuentro en un abismo de sentimientos pasajeros, creyendo una y otra vez encontrar el verdadero amor y no es así.

Amarte me dolerá... Me desgarrará el corazón... Pero aún así te quiero conocer. Quiero compartir cada momento, cada suspiro, quiero dar todo de mi, hacerte sentir única saber que eres tu la mujer de mi vida.
Te sueño, te pienso...

Si en este momento estas a mi lado... Te pido por favor... Hazme sentir que eres tú. Tantas son las noches pensando... ¿Algún día llegarás? ¿Tendré la fortuna de conocerte? Los días pasaron y me doy cuenta que eres tú. Te veo a mi lado y aún no lo puedo creer, no puedo creer que el destino me unió a ti, veo que estas dando todo de ti,
¿qué más le puedo pedir a la vida?

Quizá tienes miedo de dar todo y fracasar una vez más, no creas que yo también no tengo miedo, porque si lo tengo, tengo miedo de perderte, yo lo arriesgo todo por ti, porque te amo y voy a luchar siempre por nuestro amor, y no digo te amo mas que a nadie en el mundo, porque sólo a ti te amo, y solo contigo puedo decir te amo y sentirlo. Es la primera vez que me siento así, sintiendo realmente el verdadero sentido de la palabra te amo.

Llenaste todos los espacios vacíos dentro de mí, y no me voy a cansar nunca de decirte gracias, gracias por haberte cruzado y dejarte conocer, gracias por confiar en mi, y una vez más te digo gracias, gracias por existir, gracias le doy a la vida por haberte creado a ti.
Hoy puedo decir que eres tú la mujer de mi vida.

 

Verónica. No me voy a perdonar nunca el haberte perdido.

Colaboración de Gonza
Argentina








 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. haz click aquí

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!