poemas, poesia, poesias poemas de amor, poemas romanticos
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes

Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

Te amo tanto, que por eso te dejo libre

 

Primero que nada ¡hola!... bueno esta carta va a ser la única porque quizás nunca vuelva a escribirte una, será la más que en mi vida escribiré a un amor.

Bueno creo que debo comenzar con lo que tengo que decirte, yo me di un tiempo para esperarte, quizás sea poco pero en fin, es un tiempo en el cual ambos tuvimos la oportunidad de aclarar nuestras ideas y poner en orden nuestros sentimientos.

Hoy 25 de junio es un día muy especial para mi, pues como quizás recuerdes vivimos una experiencia que como dices fue en su momento algo padrísimo e inolvidable.

Me he dado cuenta completamente de que tu interés hacia mí como tu pareja ya no existe, ahora solo es amistad y te entiendo.

¿Sabes? No me resignaba a perderte, creía que con amarte tanto tú regresarías a mi lado y que todo lo que sentías por mí nunca se acabaría, pero me equivoqué.

Cuando llegue el momento y deje de amarte, comprobaré que el amor se acaba tarde o temprano.

Ahora te digo los planes que algún día llegué a tener, pues ahora me duelen, pero con el tiempo se me olvidarán o quizás me den risa.

Yo creía que algún día sería tu compañera. Que despertaría junto a ti para darte un beso, desearte los buenos días, preparar un buen desayuno y despedirte al trabajo para así anhelar tu regreso y esperarte para cenar juntos.

O que quizás iríamos al mar y en un atardecer nos sentaríamos en la arena para esperar el anochecer y así jurarnos amor eterno.

Entre muchos más, que ahora ya no tiene caso recordarlos.

Imaginaba que en mi graduación estuvieran las personas que más he amado en mi corta vida, pero el destino no lo quiso así, pues creo que como dicen para ganar hay que perder y al perder a Mary y a ti comprobé que soy una mujer con muchas cualidades, que debo preocuparme por solucionar mis problemas. Yo estaba tomando problemas que no eran para mí y que me afectaban.

Tenía la esperanza de que me buscaras y siguiéramos siendo la pareja envidiable, como me decían mis amigas.

No sabes todo lo que me atormentaba por ti, pues pensaba que era la más fea y torpe del planeta.

Empecé a dejar de comer y a matarme de ejercicio porque quería llegar a ser una hermosa mujer para ti, quería ser la mas sexy, y comencé a salir con distintas personas y a divertirme hasta ya no poder con tal de olvidarte, pero a donde quiera que iba algo me tenía que recordar a ti. Sentía dolor porque quería buscarte y no era lo correcto.

No sabes cuantas noches me despertaba y me dormía sin saber a que hora llorando, abrazando a "suerte" y preguntando ¿por qué dejaste de amarme?

El día del viaje grabé en mi mente tu manera de dormir, no sabes cuantas ganas tenía de abrazarte y besarte.

Cuando llegamos a la iglesia, a la virgen le pedí que si eras para mí y aun me amabas me ayudara para saber comprenderte y si no eras para mi, que me ayudara a sacarte de mi corazón y ahora solo debo dejar que pase el tiempo para olvidarte.

Quiero dejar de extrañar tu voz, tu cuerpo, tu presencia y hasta tus enojos que en algún momento me lastimaban.

Hace días leía tu carta, tu primer carta donde me pedías una oportunidad y aquel verso tan lindo que escribiste en ella, después encontré la siguiente carta que me la diste en mi graduación cuando salí de la secundaria y me lastimó tanto leer tu mensaje "cuando necesites" porque decía que estarías conmigo siempre y que cuando quisiera llorar abrías llegado antes para evitar derramar mis lágrimas. Pues al final recordé que ya te perdí y te amo tanto, que por eso te dejo libre y me esforzaré por ser una gran amiga pues solo así tendré tu cariño.

Lo único que me queda es agradecerte los momentos que pasamos juntos, no se si fueron muchos o pocos pero me hicieron la mujer mas feliz, solo tú y yo sabemos que esta fecha será inolvidable pues nos entregamos con todo el amor y aunque algún día yo vuelva a entregarme a alguien más, no me hará olvidar tu manera de amarme y acariciarme.

Deseo que encuentres una buena mujer, a la que ames y te ame.

Quiero que estos recuerdos y palabras queden solo aquí y que cuando te encuentre me veas como tu amiga, como hasta hoy y te prometo que no volveré a insistir, claro no te prometo dejar de amarte, pero si lo intentaré.

Adiós amor.

Esta carta se la dedico a Miguel Angel Contreras, pues es un hombre extraordinario al cual amo pero que dejo libre por lo mismo y que daría cualquier cosa por que sea feliz.

Colaboración de Anahí Nayeli Varela Rojas
México

 

 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. haz click aquí

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!

links  y  galardones