pensamientos, reflexiones, autoestima y motivacion
reflexiones, pensamientos, poemas de amor, poemas romanticos, autoestima y cartas de amor
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes

Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

A ti, que te llevo en mi corazón

 

Siempre serás un dulce recuerdo; ya que te llevo aquí clavada en mi pecho, quise liberarme de ti pero sentí más dolor que aquel día de tu partida; tus besos fueron muy profundos y no los puedo borrar; tus caricias quemaron como las brasas y la cicatriz en mi piel será eterna; tantos momentos formados por segundos llenos de amor y pasión; miradas de ternura en cada noche de luna llena caminando de la mano cobijado de tu sombra; siento que no te he perdido más aun cuando sé que fuiste feliz estando a mi lado…

Ahora cada mañana veo en la ventana aquella sonrisa con la cual me decías te amo y me enamoro cada vez más con la imagen tuya que lleva el cielo azul de cada amanecer; debo ser sincero porque debes saber que no dejaré de amarte aun cuando los días pasen y los años pesen más sobre mí, aunque sé dónde estás no puedo ir a buscarte porque me pediste que siguiera mi camino; recuerdo la promesa que te hice aquel día cuando me decías que ya no estarías más conmigo y aunque ese día sufrí como jamás lo había hecho yo cumpliré mi palabra por todo este amor que siento por ti…

Lo que nunca podré entender será el porqué de tu partida y es que ¿acaso si hice algo malo jamás lo supe?; y lo mejor que teníamos era todo este amor o es que no es aceptable para el destino, el que dos personas puedan ser felices que buscara siempre el terminar con un amor como el nuestro, pero si hay algo que no pude aceptar es el que te fueras sin mirar hacia atrás cuando tenías mucho que recordar y tener así más de un motivo por el cual te podías quedar pero decidiste irte y me dejaste con el corazón destrozado…

Lo que sé es que jamás encontraré a alguien que me haga sentir lo mismo que tú y no podría ni quiero reemplazarte; mis días contigo fueron días iluminados a plenitud con todo ese cariño que solías entregar; si hay palabras que pueda yo usar para definirte pues te diría que eras única y especial, tierna y maravillosa, dulce y sencillamente llena de amor, quisiera tener la oportunidad de decirte que me quedaba más amor por demostrarte, y sólo quisiera poder decirte nuevamente mirándote a los ojos que te amo pero eso es imposible…

Sólo mi Dios y tú saben que ante el altar fui sincero y sólo mi Dios sabe que cuando decidió llamarte quise irme contigo; pero mi promesa fue continuar por aquellos hermosos hijos que me diste; sólo recuerda mi bella esposa que te amé, te amo y te seguiré amando; y espero con tantas ansias que algún día Dios me permita estar nuevamente a tu lado.

 

Colaboración de Luis Ángel
México

 

 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. Haz click aquí

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!