poemas, poesia, poesias poemas de amor, poemas romanticos  
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes






Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

Cuando los hijo se van

 

¡Cuando los hijos se van 
que triste se ve la casa!
Sentimos que el tiempo pasa, 
sin emoción y sin prisa
pues se fueron las sonrisas
que alegraban nuestras vidas
dejando con su partida, 
un silencio abrumador.

Nunca ha podido el amor 
de padres, contra el destino.
Teniendo enfrente el camino 
y el ansia de caminar... 
Tristes vemos desfilar 
uno por uno a los hijos, 
aunque sabemos de fijo 
que tal vez no volverán.

Las estaciones se van, 
así como van llegando 
y vivimos esperando 
que algún día nos visiten 
pero a diario se repiten 
sin que nos llegue el consuelo,
sólo Dios sabe en el cielo 
si algún día regresarán.

En el jardín ya no están
aquellas flores bonitas
que todas las mañanitas
regábamos sin cesar...
Y es que se vuelve pesar 
la esperanza sin motivo
que mantiene aún consigo 
la ilusión de que vendrán.

Cuando los hijos se van,
todo se torna sombrío
y en el corazón el frío 
se nos mete sin piedad...
Pero aún en la soledad,
algo muy dentro nos grita
esa mentira bendita 
que la esperanza mantiene. 

Algún día cuando suenen 
las campanas del final,
quien sabe si en el nidal 
se reúnan los polluelos,
y en la duda y el desvelo 
que por las noches abraza,
nos queda grande la casa
porque los hijos no están.

 

Colaboración de Virunga
México








 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. haz click aquí

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!

links  y  galardones