Prosa sin libertad

¿Y la libertad?
¡Oh la libertad! Vive encerrada tras barrotes de moral y dignidad, de prudencia y apariencia.
Y el mas fuerte yace bajo el yugo del débil.
Las sombras de una ciudad se pierden en el celaje, ocultando su belleza, oscura, va y se esconde temiendo ser sometida.
No es posible que ahora la verdad le tema a la mentira.
Iba caminando por la calle aquel hombre,
Ciego de pensamiento y alma,
Sin libertad alguna de elegir a quien amaba.
Iba temiendo. ¡Oh que dirá mi madre cuando la vea! ¡oh que dirá mi padre cuando la conozca!
La libertad es una cruel ilusión que te hacen creer de niño.
¿Quien va a tener libertad hoy en día?
El mundo esta lleno de juicios y prejuicios, de ladrones idealistas y de estúpidos políticos.



Colaboración de Ariadna valiente

Venezuela
Escríbele
Ningún comentario