poemas, poesia, poesias
reflexiones, pensamientos, poemas de amor, poemas romanticos, autoestima y cartas de amor
poemas de amor, poemas romanticos, cartas de amor, poemas tristes

Home   Pensamientos    Reflexiones   Poemas   Contacto

Un bebé

 

Que felicidad mas grande es la que da un bebé, los pequeñitos son los mejores maestros que puede haber, los que mas enseñan como se debe de vivir la vida.

Ellos llegan y nos enseñan como los adultos nos complicamos la vida, entre más mayores somos mas nos vamos olvidando de como vivir. Es increíble como un bebé puede ablandar el corazón de una persona con solo tenerlo en sus brazos, a ese angelito, como los que eran malos al tenerlo entre sus brazos se dan cuenta el daño que hacen.

Alguna vez recibí un correo de entre tantas cosas que se reciben una reflexión muy bonita que decía algo más o menos así:

Era navidad y todos estaban arreglando sus regalos que iban a dar, entonces, una niña de 5 años tomó una caja y empezó a envolverla como ella pudo. Cuando la vio el papá le dijo:

-¿Qué estás haciendo? ¿Qué no sabes lo caro que cuesta el papel y tú desperdiciándolo?

A la pequeña la mandó a su cuarto y ella se fue con su caja. Por la mañana, cuando todos abrían sus regalos, la pequeña le dio la caja al papa y él la abrió. Le dijo:

-Niña ¿Qué te pasa? ¿Qué no sabes que cuando das un regalo debe de haber algo? No puedes entregar una caja vacía.

La niña le contestó:

-Papito no esta vacía. Yo metí muchos besitos y son para ti.

El papá lloró y le dio un fuerte abrazo. Cuenta la historia que el señor tuvo esa caja a un lado de su cama y cuando se sentía triste, sacaba uno de esos besitos y le hacía sentirse mucho mejor.

Es así como funciona su manera de enseñar, con cariño, con sus acciones.

Un beso o un abrazo de un bebé te hace vibrar, te hace reflexionar, te da ánimos para seguir adelante, para enfrentarte a todo lo que pase día a día, ellos con sus alegrías, con sus juegos, con sus risas, con su llanto, con todo lo que son ellos son felices, pero desgraciadamente, la mala educación que les damos los adultos, o con todo lo que ven, los hace cambiar.

Lo malo es que muchas veces los adultos cometen errores, errores muy grandes.

Por decir uno, adolescentes que tienen relaciones sexuales. Pero ellos solo lo hacen por hacerlo, no se fijan que ella puede quedar embarazada y cuando se da cuenta que tiene un bebé en su vientre. Es cuando les llegan los pensamientos de abortar, de regalarlo, al padre que dice que no es de él, son rechazados por sus padres entre muchas otras cosas.

Otro error, es como el que sucede en Japón. Han hecho una ley que dice que los matrimonios no pueden tener hijas, que si es mujer deben de abortarla, si una mujer embarazada tiene al bebé, la policía va, se la quitan y matan a la pequeña. Por esa razón muchos de los matrimonios que tienen niñas se van de Japón, regalan a la pequeña y regresan o se van de Japón y ya no regresan, porque quieren que su pequeña viva.

Por favor no hay que permitir que todo esto siga pasando, tomemos conciencia de lo que un bebé significa para una familia, lo que hace un bebé dentro de ella.

No permitamos que pierdan su inocencia, ellos merecen vivir tranquilos, felices, necesitan saber que alguien los quiere.

Yo por ejemplo en este tiempo acaba de nacer mi sobrinita, una pequeñita tan hermosa que la veo y quisiera que fuera mi bebé, cada que mi mamá o mi papá van a verla yo quiero ir, quiero tenerla en mis brazos, verla dormir, ver sus gestos que hace, yo no me quisiera perder nada de ella.

Hace poco escuché una tontería, bueno a mí se me hace una tontería. Una maestra les dijo a sus alumnas que el precio de tener un hijo era:

Durante 9 meses cargarlo en su vientre, después 3 meses sin dormir, porque el bebé se despierta cada 3 horas, además de comprar leche, pañales, ropita, juguetes.

Después, colegiatura de la guardería, visitas al doctor, después colegiatura para el kinder, primaria, secundaria, preparatoria, todos los regalos de cumpleaños, las mascotas que el niño pide y que si es niño y se roba la novia, le va a tocar pagar el doble para mantener a los dos.

En fin, muchas cosas como esa, pero lo que no se dan cuenta muchas personas es la satisfacción que una madre tiene al tener a su hijo en el vientre, el verlo en la escuela, el verlo cuando sale, el sentimiento que le da una carita triste cuando está con el doctor.

Todas sus caritas, gestos, sonrisas, cuando dice su primera palabra. Cuando llega y te da un abrazo, un beso, una caricia, cuando te secan las lágrimas, eso no tiene precio monetario. Es lo que mas vale e importa.

Yo como tía me alegraba el ver a mi cuñada embarazada. Ahora, ella que era la que cargaba al bebé, lo mas seguro es que era mas feliz que yo, obvio.

Hay muchas mujeres que quieren tener un bebé, entre ellas estoy yo, pero no pueden por varias razones: una podría ser que tienen algo en su vientre, como puede ser un tumor o algo parecido, otra cosa puede ser que sean estériles, ya sea ella o su pareja, otra puede ser que es mi caso que no estén casadas y que no quieran tener relaciones fuera del matrimonio.

Pero también hay mujeres que si pueden tener y los abortan, o que los tienen y los regalan, o los venden, o los abandonan, o si se quedan con ellos los maltratan, no los atienden, en fin también hay muchas cosas como eso que algunas veces me quedo pensando yo quiero un bebe aunque no tenga un esposo, yo quiero ir creando mi casa, mi familia.

Bueno, ya para terminar, hombres, mujeres, razonen: no tengan relaciones por tenerlas y si les llega un bebé, acéptenlo y cuídenlo.

Agradezcan que Dios les dio ese pequeño regalito porque los considera que son capaces de cuidarlo. Si no, aquí están unas manos vacías que no quieren estarlo, y hay muchas en todo el mundo. Pero no se vayan por este comentario, mejor el primero.

 

Colaboración de Dinorah Liliana Díaz Padilla
México

 

 


¿Te  gustaría  que  tus escritos aparezcan en Tu Breve Espacio? Te doy el crédito por tus colaboraciones. haz click aquí

También dime si deseas que ponga tu correo en tus colaboraciones o no.

¡Gracias!

links  y  galardones