Cuando tu alma necesita una chispa que encienda tu motivo.