Sólo un hombre

Alíviame la cruz, Señor te pido,
Hace ya muchos años que la llevo.
Y si mi alma se muda a un mundo nuevo
Ruego ser en tu reino recibido.

He pecado mil veces, y he caído
En tentaciones que hoy resultan vanas.
Me he internado en miserias, las humanas,
Y he rozado el abismo del perdido.

Cuesta pesares transitar la vida
Cuando el dolor golpea la mejilla.
El hermano que te hiere y que te humilla,
Y a nadie importa restaurar la herida.

Me es difícil seguir el ejemplo
Que tú me das, al perdonar la ofensa.
Ojo por ojo, pienso por defensa,
Diente por diente, en furia me contemplo.

Apelo pues, a tu benevolencia,
Y a tu mano, que lleve en indulgencia
Mi corazón hasta tu santo nombre.

Verás que desde el fondo del pecado
Hoy vengo a ti, he imploro arrodillado
Me perdones Señor... "¡soy sólo un hombre!"

 

Autor: Beto

María de las Cárceles, organizó un Concurso de Poesía en diversas Unidades Penales. esta ganó el 1er premio año 2000


Colaboración de Silvia Cimizů

Argentina
Ningún comentario