Tiempo

Cada vez que tenía inseguridad, pedía un momento para aclarar mis dudas
En cada hora que pedía se alargaba más mi agonía e inseguridad
Mis pensamientos son volátiles como combatible es ahí cuando fumas
En cada sorbo dejas salir aquellas dudas y empiezas a tener relativa seguridad

En cada hora perdida es como una hoja que cayó de aquel árbol
Que ya no volverá a ser más, es como una espera que nunca termina
Similar a un sueño que no cesa jamás, esperas obtener suerte de aquel trébol
Donde en sus hojas te amparas para obtener la suerte y termina.

Así la mala suerte. Te alejas cada día de mi mente, tiempo insolente
Que pasas sin remedios, te alejas como mi vida, cada día perdida
En cada paso te vas tiempo amado, tiempo complaciente,
Cuando son buenos los días terminando así mi fin de muerte…



Colaboración de Augusto Castrillo

Nicaragua
Ningún comentario